Saltar al contenido

La Jungla Blogger

Última actualización el 7 agosto, 2022 por Jaime Lujan García

Pongámonos en situación; es usted un apasionado digamos de la Fotografía, y decide crear un blog donde comentar sus opiniones, sus gustos, sus inquietudes… con el único fin de mostrar al lector su modo de ver la fotografía a través de sus ojos.

Ahora yo le pregunto ¿sabe usted, por casualidad, el berenjenal en el que se está metiendo? No conteste, ya sé la respuesta y la respuesta es no, no lo sabe. Yo tampoco lo sabía hasta que comencé a saberlo y créame, piénselo usted dos veces antes de comenzar esa ardua tarea. Si su blog pasa por la blogosfera sin pena ni gloria, mejor para usted, porque si comienza a tener éxito, átese bien el cinturón que vienen curvas.

Seamos francos, muchos pueden decir que soy irreverente, políticamente incorrecta, deslenguada y que me gusta diseccionar el ambiente que me rodea sin dejar indiferente a nadie, en resumidas cuentas o como yo me defino: soy simplemente REALISTA, y la realidad es que en España el éxito del vecino molesta y mucho más si eres el último mono que se ha unido al espectáculo.

Muchos monos, que ya vienen curtidos de batallas que ya han librado antes que tú (si me permite el tuteo) y que yo, verán en su persona un rival al que ahuyentar, (como si viviéramos en la sabana y esto fuera una jauría de leones protegiendo su manada) y no un rival con el que competir, que es lo que haría una persona sensata, honrada y formal. Por desgracia ésta última especie, está en vías de extinción y mucho me temo que el Seprona no se ofrece a preservarla.

¿Y qué tiene esto que ver con el mundo blogger?

Querido lector, todo. Existe un inframundo dentro del mundo Blogger, en el cuál, si perseveras y escalas por tus propios medios, eres literalmente excluido de esa pandillita que es súper mega cool, que se cree en posesión de la verdad, con el pleno derecho de decidir qué es tendencia y por si fuera poco y ya de camino copiar tus ideas destrangis, porque total ¿tú quién eres? Ah sí, se me olvidaba; el último mono de la fila.

Lo que tal vez no se pregunten es ¿Deseo yo formar parte de ese círculo de serie adolescente estadounidense de Dysney Chanel donde en el comedor del instituto las animadoras dan de lado a los demás? Piense seriamente si quiere enfrentarse a esto antes de comenzar nada.
Hace poco leí en Twitter literalmente: “Ese día que dejas de seguir a una blogger porque tanto glamour la hace desvariar” .No quiero llegar a eso así que créanme si les digo que formar parte del círculo de las egobloggers es lo último que se me pasaría por la cabeza.

Aquí lo que pasa traducido al refranero español es que “El que no tiene padrino, no se bautiza”. Por eso os advierto, que si tenéis la idea de comenzar un blog, tenéis las herramientas necesarias, las ganas, la ilusión y sobre todo la inspiración para hacer algo nuevo, pensadlo dos veces antes de meteros en este mundo en el que nada es lo que parece y donde encuentras más obstáculos que satisfacciones.

¿Compensa? A mi sí, a pesar de todos los sinsabores es todo un honor que hagan pasar mi trabajo como si fuera el de otro, porque sé que es mío en mi fuero interno y eso para mí, es más que suficiente.

¿Un último consejo? No pidas consejos, no harás caso a quien te diga la verdad y otros sólo te dirán lo que quieras escuchar, así que si a estas altura no sabes juzgar tú mismo tu trabajo, mal camino.

Hay que sacrificar el ego del oficio, porque sólo los aficionados se creen perfectos.

Toda la información que buscabas, actual y diferente la encontrarás en esta web, no lo dudes navega y disfrutarás.